Uno de cada cuatro equipos de diagnóstico, monitorización y terapia en los hospitales está obsoleto

Author Fenin.

Según el estudio de Fenin sobre el perfil tecnológico hospitalario en España, actualizado por Comunidades Autónomas

 Uno de cada cuatro equipos de diagnóstico, monitorización y terapia en los hospitales está obsoleto

  • El informe revela una desigualdad en el acceso a la tecnología sanitaria entre CCAA, con la existencia del parque tecnológico sanitario más antiguo registrado en las últimas dos décadas y un descenso del mantenimiento de los equipos instalados.
  • España es el país de Europa con las resonancias magnéticas más envejecidas ya que la obsolescencia alcanza a uno de cada tres equipos instalados. 
  • Uno de cada tres ecógrafos actualmente en funcionamiento en centros sanitarios está tiene más de 10 años.
  • Más del 40% de los equipos de soporte vital disponibles en el sistema sanitario superan los 12 años.
  • Fenin considera necesario abordar un plan de actualización tecnológica del equipamiento existente para proveer de una mayor vida útil y añadir nuevas funcionalidades o actualizar las disponibles en los equipos instalados en los centros sanitarios.

Madrid, 20 de abril de 2015.- La tecnología sanitaria instalada en muchas Comunidades Autónomas es la más antigua que ha existido en las últimas dos décadas. Según revelan los primeros datos del estudio Perfil Tecnológico Hospitalario en España elaborado por el Sector de Tecnología y Sistemas de Información Clínica de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitara (Fenin), actualizado a diciembre de 2014, uno de cada cuatro equipos de diagnóstico, monitorización y terapia en los hospitales de las distintas CCAA en nuestro país puede considerarse obsoleto. La situación de envejecimiento del parque tecnológico sanitario exige abordar un plan de actualización específico que garantice el correcto funcionamiento de los equipos y la seguridad de pacientes y profesionales sanitarios.  

 Según explica Ignacio López, presidente del Sector de Tecnología y Sistemas de Información Clínica de Fenin, “este dato contraviene las ‘Golden Rules’ fijadas por el Comité de Coordinación Europeo del sector de Radiología, Electromedicina y Tecnologías Sanitarias (COCIR, por sus siglas en inglés), que recomienda que como máximo solo un 10% de los equipos superen los 10 años de antigüedad.El envejecimiento de los equipos instalados en España sumado al descenso del nivel de servicios de mantenimiento puede comprometer la seguridad de los profesionales sanitarios y pacientes”.

La reducción significativa de la inversión hospitalaria en España, desde el año 2009, ha influido en el ritmo de renovación de los equipos, especialmente los relacionados con el diagnóstico, la monitorización y terapia, extendiendo la vida media de su uso. “El equipamiento más antiguo, además, implica un mayor riesgo de fallo o avería por el desgaste producido por el uso, lo que puede poner en peligro la salud y la seguridad de los pacientes y del profesional sanitario. A pesar de que esta situación puede prevenirse parcialmente mediante un mantenimiento oportuno y periódico, las medidas de contención del gasto en los últimos años han provocado una reducción importante en el nivel de calibración y control de la funcionalidad de los equipos instalados”, apunta este experto.

Así, la actualización del informe por CCAA dibuja un mapa de obsolescencia de los equipos tecnológicos clave en los centros hospitalarios alejado de las directrices europeas de COCIR que establecen que al menos el 60% del equipamiento médico debe tener una antigüedad de instalación inferior a los cinco añosSegún explica Ignacio Lopez, “los datos de Fenin sobre los equipos instalados revelan una desigualdad en el acceso a la tecnología sanitaria entre CCAA, así como entre España y Europa; la existencia de una base instalada más antigua de las últimas dos décadas; y un incremento general en la pérdida de la trazabilidad del mantenimiento efectuado a los equipos”.

 Teniendo en cuenta estos resultados, Fenin considera que Gobierno y CCAA deben trabajar conjuntamente en la búsqueda de nuevas iniciativas que permitan abordar el elevado nivel de obsolescencia existente, así como facilitar una traslación más rápida de la innovación tecnológica a los procesos asistenciales para beneficio de los pacientes, la eficiencia del sistema y la equidad en el acceso a los recursos sanitarios de los ciudadanos. En este sentido, la Federación recomienda abordar un plan de actualización tecnológica del equipamiento existente para proveer de una mayor vida útil y añadir nuevas funcionalidades o actualizar las disponibles en los equipos instalados en los centros sanitarios.

 Perfil tecnológico hospitalario en España

Los sistemas de diagnóstico por imagen (tomografía computerizada -TC-, resonancia magnética y ecógrafos) concentran gran parte de la obsolescencia de equipos en hospitales en España. Así, se observa que menos del 20% de los equipos de resonancia magnética instalados en seis comunidades cuentan una antigüedad inferior a cinco años.

Si se observa la situación respecto al resto de países europeos, España ocupa el último lugar dentro de los 34 países analizado y uno de cada tres equipos de resonancia tiene más de 10 años.

Según el estudio de COCIR de 2013, en Europa occidental, la base instalada en Tomografía Computarizada (TC) ha envejecido significativamente; el porcentaje de sistemas de antigüedad superior a 6 años ha aumentado desde el 40 % de 2008 hasta el 51,5 % de 2013. España muestra una desviación todavía mucho mayor respecto a las recomendaciones internacionales y se observan grandes divergencias entre CCAA, aunque ninguna comunidad cumple con  el perfil de obsolescencia recomendado por  COCIR.

Las TC con más de diez años se concentran en Castilla-La Mancha, Galicia, Aragón y Murcia, frente a un promedio de más de un 40% de los equipos con una edad inferior a cinco años instalados en los hospitales de Asturias, País Vasco y Cataluña.

Finalmente, los datos acreditan que uno de cada tres ecógrafos que actualmente están en funcionamiento en los centros sanitarios está obsoleto, aunque la proporción de equipos no obsoletos es algo superior en centros privados que en centros públicos. Según el informe, seis CCAA cuentan con más de un 30% de equipos con antigüedad superior a los 10 años, siendo Extremadura y Castilla-La Mancha las que cuentan con la menor proporción de equipos nuevos.

 Monitorización, intervencionismo y soporte vital

Los sistemas de monitorización que agrupan los equipos para la medida de las constantes vitales del paciente (electrocardiograma, saturación de oxígeno, presión arterial,..) muestran una gran variabilidad en el grado de obsolescencia tecnológica. En el estudio elaborado se observa una heterogeneidad de la edad tecnológica por CCAA  y un deterioro relevante del parque instalado, siendo Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón y Andalucía las CCAA que cuentan con la base instalada más antigua, con menos del 30% los equipos con una edad inferior a los cinco años.

Por su parte, un tercio de las salas de intervencionismo guiado por la imagen, con aplicaciones en cardiología (hemodinámica y electrofisiología), cirugía vascular y neurología, presentan un nivel de obsolescencia superior a los 10 años de antigüedad. Un deterioro que se ha acelerado en los últimos cinco años y que supone que España se aleja claramente de las recomendaciones de COCIR y que ocupe uno de los lugares de la cola en la Angiografía por Rayos X. Por CCAA, las que presentan un mayor nivel de obsolescencia en estos equipos son: Castilla-La Mancha, Andalucía, Extremadura y Aragón, siendo reseñable igualmente que el nivel de obsolescencia sea superior al 40% de los equipos instalados en Asturias, Galicia, Comunidad Valenciana y Madrid.

En cuanto a los sistemas de soporte vital, que incluyen sistemas de ventilación mecánica y sistemas de anestesia, se observa un considerable incremento del porcentaje de equipos con más de 10 años, concretamente más del 40% de los equipos disponibles en el sistema sanitario tienen más de 12 años. Más de la mitad de las CCAA tienen más del 50% de los equipos con una antigüedad que supera los 10 años, lo que muestra que la inversión en la renovación del parque regular ha sido muy insuficiente.

Finalmente, respecto a las terapias de calor que incluyen cunas térmicas e incubadoras,  se ha incrementado globalmente su obsolescencia casi un 15%, pasando del nivel de obsolescencia del 35% al 49% en dos años. Más de la mitad de las incubadoras y sistemas de terapia de calor supera los 12 años de antigüedad. En cuanto a las CCAA con equipos más obsoletos, están a la cabeza: País Vasco, Aragón y Galicia.

La congelación de las inversiones en renovación de la tecnología de diagnóstico, monitorización y terapia, producida por los ajustes macroeconómicos recientes, ha producido un déficit tecnológico que supone alrededor de un 30% sobre el total de la tecnología instalada. Las inversiones anuales efectuadas en los pasados años han sido muy inferiores a la tasa de renovación sostenible, que permitiría mantener las recomendaciones de COCIR. En el caso de mantener esta tendencia será imposible recuperar una situación equiparable a los países de nuestro entorno.

Return